miércoles, mayo 10, 2006

Los pimentones servdios

Yo no soy amigo de esas presentaciones superelaboradas donde los "artistas" utilizan un plato gigantesco y colocan una porción pequeña de comida en el centro y le colocan verduras y adornos y cosas arriba para "darle altura al plato", sirven la salsa con un gotero y se requiere de una lupa para encontrarlo, y el pobre mesonero tienen que caminar de puntillas para que llegue entero al comensal, y este se queda admirando la Torre Inclinada De Piza tratando de ver como se come eso.

Yo prefiero las comidas donde se colocan las bandejas en la mesa y los comensales disfrutan sirviendo y compartiendo, o de lo contrario servir porciones abundantes donde la comida sea el atractivo y no una decoración rimbombante.

El día de la comida de los pimentones comimos 6 adultos y 2 niños, 12 pimentones, 4 albóndigas y 5 veces la recta de spaetzle que indiqué antes.

El vino: Santa Julia Chardonnay reserva (Argentina)
El Postre: Helado con crema de Casis.


6 comentarios:

Jacqueline dijo...

No puedo estar más de acuerdo contigo. La comida snob me da risa y me parecen tontos los que pagan cuentas altísimas por quedarse con hambre en esos restaurantes.
Saludos!

Naky Soto dijo...

Carlos:

Yo voy a publicar esa nota tuya en algún diario de circulación nacional ¡por fin! ¡santo cielo por fin alguien que expresa con sencillez la noción básica según la cual: calidad no está reñida con cantidad!

Y mira que eso vale para mucho temas... pero el caso es que rindo honores (nuevamente) a tu talante dedicado ¡Que hasta el plato servido montaste en imagen! y al reconocimiento de la pendejada "gourmet" que nos priva de porciones decentes ¡caracha!

Un abrazo grande,

Troka dijo...

Para variar me quedo con ganas de ponerme a preparar tan deliciosas recetas, porque no pueden sino ser deliciosas, es que se nota.....lo único es que definitivamente la cocina no es lo mío, no por falta de sazón, es simplemente que me parece demasiado trabajoso.
Un abrazo!

protheus dijo...

La receta de los pimentones parece larga, sin serlo.
Ahora, esta última foto junto con el desideratum sobre la buena cocina y las porciones generosas (a menos que se trate de una degustación, concepto que, por cierto, detesto), te va a acarrear malas "vibras" del grueso de los restoranes. Aquí en valencia, está el Tiberius, donde regalan un microscopio para visualizar la comida, jaja.

Carlos dijo...

jacqeline,
gracias por la visita, de paso tu blod de cocina esta quedando muy bien

naky,
tienes todo mi permiso para publicarlo! Del tema de la calidad y la cantidad en los otros aspectos de la viad es algo de lo que mas temprano que tarde voy a tratar en el blog.

Troka,
La próxima vez que vengas a Caracas, me avisas y yo les cocino algo sabroso!

Estmido Protheus
No has visto los porgramas de cocina por televisión done algun "artista" quiere vencer la ley de gravedad, el equilibrio y los coeficientes de fricción tratando de poner alguno de sus inventos sobre la ya altísima torre de cosas en el medio del plato. y mientras habla y dice "que lindo quedó" siempre pone el dedo para que no se caiga!

Troka dijo...

Gracias Carlos! te avisaremos para la próxima.
Un abrazo!