sábado, julio 08, 2006

Mis perolitos para hacer café

Para inaugurar el nuevo look con algo diferente, pensé que sería bueno comenzar hablando de café.

Como acto reflejo en la mañana, antes de hacer cualquier cosa, me preparo un café, pero no cualquier café:

Se dice que el buen café se disfruta tres veces:

1- Cuando lo mueles:
Saco de un recipiente hermético una porción de café en grano que en general es una combinación de café arábiga con café brasileño 50%/50%, lo coloco en mi maquinita para moler café y le doy los toque justos para que el polvo tenga el grosor justo, ese aroma a café recién molido comienza a despertarme.

2- Cuando lo cuelas:
Coloco el café molido en el recipiente de mi cafetera Express y lleno esta de agua pasada por un filtro de carbón activado para que pierda cualquier sabor a cloro. Cuando la máquina comienza a pasar el agua caliente a presión por el café molido, la casa se impregna del mágico olor del café colándose:

3- Cuando lo tomas:
Un poco de leche pasada por el vapor de la máquina hasta que quede hecha pura espuma, completa el delicioso capuchino mañanero con ese sabor tan especial y ese aroma que pone a funcionar las neuronas.

Tengo una pequeña colección de dispositivos para preparar café, cada uno con su historia y un motivo para un recuerdo. Todos sin excepción han sido utilizados al menos una vez.



¿Cuántos tipos de café hay?

Pues yo los clasifico en café para despertase, café para pensar, café para conversar, café para llorar, café para escaparse, café para terminar una gran comida, café para los negocios, café para…

Bienvenidos a tomarse un cafecito para conversar de lo que sea.

4 comentarios:

Profesor Rui Rua dijo...

bicho..pana..y yo pensaba que yo era cafecero...

saludos
Carlos.

maria luisa dijo...

gUAOOOOO!!!

tREMENDA SORPRESOTAAAAAAA!!!!!

Felicitaciones!!

EBE dijo...

Estoy pensativa...mucho.
Mi vida siempre ha estado llena de rituales sencillos, algunos se mantienen, otros agonizan y a uno que otro le he dado cristiana sepultura...Pero el tomar café, más que un placer, se ha convertido en una obsesión, una adicción fortísima que me depara migrañas insoportables cuando olvido o restrinjo su dosis...pero me haces pensar mi niño...me das ideas..supongo que interactuar y conversar con los amigos me permite redimensionar lo que hago... no soy tan escrupulosamente detallista como tú,,de hecho puede parecerte medio loco, pero comencé a leerte porque mi mejor amiga (no blogguera ni comentarista), pero si fanática de tu blog, me comentaba de un señor que escribía recetas -y yo le decía...uppps que aburrido, si yo nisiquiera sé cocinar...que podría tener en común con él..pero bueno, tanto te alababa que decidí curiosear un poco y voilá me enganchaste con tus post...
Bueno al grano (je,je,je,)...lo que quería decirte es que me voy a atrever a moler el café y a preparar las ostras de la bruji...en fin, un beso
PD: Y Helen?

Carlos dijo...

rui ra cual es tu blog? na hay linl en tu profile, gracias pro la visita

Maria Luisa, gracias, este look se parece mas a mi.

Ebe, pues menos mal que tengo una admiradora secreta, y yo que creía que ya no despertaba la atención ni de una mosca!, me elevas el ego!