lunes, febrero 18, 2008

Cebollas caramelizadas para el paté de hígado

Lograr que la cebolla se caramelice sin quemarse y quede dorada y dulce no es complicado, solo hace falta un poco de paciencia y una buena sartén de hierro colado.

Un buen paté de hígado es delicioso sobre tostadas crujientes, pero yo le agrego un toque personal: Unas cebollas caramelizadas con el delicioso sabor posterior de la pimienta rosada.

Aquí comparto con ustedes mi pequeño secreto:

Ingredientes:

DSC00318

  • Cebolla: Hay que tener en cuenta que esta se reduce mucho. Para un paté grande, digamos de 25o gr se requieren como 5 cebollas medianas.
  • Pimienta rosada. No es picante, tiene un aroma muy particular y deja un sabor residual al fondo del paladar. Para dos cebollas, dos cucharadas de estos deliciosos granos.
  • Azúcar: Independiente de la cantidad de cebollas, solo una cucharadita, esto es para acelerar la caramelización.
  • Vino tinto: al gusto, solo lo suficiente para des glasear el sartén.
  • Aceite de oliva.
Preparación:
  • Picar las cebollas en juliana fina. El secreto para que quede en juliana es picar de lado, en la dirección de la raíz.
DSC00325DSC00323DSC00324

  • Enchumbar las cebollas picadas con aceite de oliva.

DSC00326DSC00327DSC00330
  • Las sartenes de hierro colado son las ideales para caramelizar. Calientan en forma uniforme y mantienen una temperatura alta.
DSC00331
  • Cocinar las cebollas, revolviendo de vez en cuando para evitar que se quemen hasta que comiencen a dorar
DSC00332DSC00336DSC00337
  • Justo en este momento se debe agregar la azúcar, revolviendo constantemente para que todas las cebollas tomen un color dorado uniforme.

DSC00338
  • Cuando las cebollas comienzan a tomar el color marrón, se agrega la mitad de la pimienta rosada y se mezcla constantemente para evitar que todo se queme. Recuerde que toda la preparación se hace a alta temperatura. Si se deja de revolver se queman las cebollas.
DSC00341
  • Próximo y último paso: agregar el vino para sacar todo el caramelo que ha quedado en el fondo de la sartén, se mezcla bien para que las cebollas queden con un color uniforme.
DSC00344
  • Sacar de la sartén a un plato llanoy agregar el resto de la pimienta rosada, mezclar y dejarlas enfriar.
DSC00348DSC00351
  • Servir y disfrutar!

DSC00353

Buen Provecho!

4 comentarios:

Cordelia dijo...

mmm!!! Rico!! Se ve exquisito!! Las cebollas son riquisimas!! Este podria ser un plato para esas personas que no agradan mucho de la cebolla... Se ve suculento!!

Quien podria resisitirse!! :)

Anónimo dijo...

Desde Barcelona(Catalunya), felicidades por currarte tan bien la pagina.

Lamarta dijo...

Gracias! Llevaba mucho tiempo buscando la receta de las cebollas y gracias a ti la encontré

Mª Ángeles dijo...

¡qué buenas están así las cebollas1 Es que me gustan con locura. ME Gusta también tu blog, no sé si con locura, aún no lo conozco del todo. Si me lo permites, voy a pasearme por é.
Saludos desdE málaga.