jueves, enero 18, 2007

Llegada a Bruselas.

Después de una semana de locura, tratando de dejar las cosas más o menos encaminadas para que funcionen sin mi presencia física pero si virtual vía Internet salimos al aeropuerto a las dos, suponiendo que la “Trocha” nos quitaría mucho tiempo. Mi vuelo de Iberia debería salir a las 6 PM para Madrid.

La “Trocha” no fue tan dramática y llegamos al aeropuerto a las 4 PM, tiempo suficiente ya que afortunadamente yo no tendría que hacer mucha fila de espera pues volaria en clase ejecutiva. Para estos casos el vuelo en business se justifica plenamente ya que salgo del avión y voy directo a la oficina a trabajar después de mas de 13 horas de viaje, incluyendo trasbordos.

Durante el trayecto al aeropuerto y la espera de la salida del avión mi corazón estaba arrugado, todavía se me aguan los ojos de recordar el abrazo y el beso de Hans que no es especialmente cariñoso.

El avión salió atrasado y la espera fue bastante larga, Al final salimos, y yo me encargue de quitarme le “guayabo” con un par de Vodkas con jugo de naranja que unidas al vino que e dieron en la cena del avión me hicieron dormir corrido hasta que comenzó su descenso en Madrid. Puse una película que no termine de ver y ni siquiera pude aprovechar todas las versatilidades que tiene la butaca de clase ejecutiva, que hasta incluye masaje.

La llegada a Madrid y el trasbordo para el avión de Bruselas fue una locura, Como el vuelo de Caracas se retrasó, apenas tenia 35 minutos de tiempo. Menos mal que todavía tengo algo de condición física y la carrera y el apuro me permitió llegar al próximo vuelo, siendo yo el último en entrar. Las dos horas trascurrieron sin problemas incluido un buen desayuno en el avión. Al llegar a Bruselas y como era de esperarse, la maleta no llegó. Después de una larga fila de espera, logré poner el reclamo y fui directo al hotel. Llegué a la 1:30 PM.

Afortunadamente, el el avión me obsequiaron un neceser con peines, maquina de afeitar, jabón, cepillo de diente, cremas y tapa ojos, así que al menos tenia con que afeitarme, lavarme la boca y así poder ir a la oficina rápidamente,

A las 2:30 de la tarde ya estaba en una reunión. La maleta llegó a las 10 d la noche al hotel!

Bueno ya tengo dos noches aquí y ya estoy trabajando duro y con mucha responsabilidad. Luego les contaré detalles, aunque el clima no a ayudado mucho.

Un saludo a todos. ¡Seguiré escribiendo!

4 comentarios:

DovMD dijo...

Shalom javer!

Espero te vaya muy bien en tu viaje... Toda raba por la receta que acabo de conseguir en tu blog y que tenia tanto tiempo buscando.

Saludos, lehitraot

topocho dijo...

Mucha Suerte Carlos!

Troka dijo...

contratiempos normalísimos para un viaje de ese tipo....
Un abrazo y estoy pendiente de tus cuentos.

CABINA AÉREA dijo...

....guau, que aventura....niño chef,play y ahora que?...a ver, a ver...lo voy a pensar